miércoles, 25 de junio de 2014

Guy Fawkes


-->
Espero, seas quien seas, que escapes de este lugar.
Espero que el mundo cambie y que las cosas mejoren.
Pero lo que espero por encima de todo es que entiendas lo que quiero decir cuando te digo que aunque no te conozca, y aunque puede que nunca llegue a verte, a reirme contigo, a llorar contigo o a besarte, te quiero.

Con toda mi alma, te quiero.

Palabras que retumban una y otra vez. Una gran historia, también llevada al cine. Siempre habrá las opiniones de si es mejor el cómic o la pelicula. Al final da igual si es libro o película cuando realmente la disfrutas. Yo la descubrí en una sala de cine, y a partir de ahí, ya me enganchó. Las motivaciones de este personaje eran sus tan ansiados ideales. Aunque en mi opinión, y claro está que en este caso hay miles de conjeturas, creo que le pudo el poder del amor.

lunes, 13 de febrero de 2012

AMANECÍ TEMPRANO

Amanecí temprano. El insomnio ya era una parte constante de mi nueva vida. El graznido de las gaviotas también. No sabes si se están riendo descaradamente o simplemente es un ruido que hacen que implica puro fastidio. Llovía. Era invierno. Diluviaba más bien. No podía evitar la rutina de acercarme a tomar el café en la esquina de la calle, a dos metros del trabajo. Hoy sería mi último día. Ya no aguantaba más tiempo en aquel cuchitril llamado empresa. Me habían dado la oportunidad para empezar. Pero claro, para empezar a hundirme. Las condiciones eran claramente de explotación. Así que fui directa ese día a terminar una época de mi vida. A enfrentarme con otra que me apartaría de la aparente rutina. Tenía ganas de cosas nuevas.
De camino a la oficina, me detuve ante un cristal, un pequeño parque de juegos infantiles, con niños disfrutando en cada uno de los toboganes.
Era otra pequeña frustración, mi imposibilidad para tener hijos también había hecho mella en mí. En algún momento siempre anhelé poder formar parte de la vida de una nueva persona de manera propia.
Sin embargo, ese don de la vida no estaba reservado para mí. Como muchas otras cosas, se trataba de obstáculos que hacían que mis planteamientos vitales nunca fueran constantes. La adopción, los vientres de alquiler o cualquier otra cosa, tampoco tendría sentido para mí, sin un verdadero padre. Otro punto a tener cuenta para afrontar la tan ansiada familia.
Pues allí estaba yo, pegada tras un cristal, tal cual reflejo de mi vida. Se ve pero no se toca. Todo lo deseable, pero separado por una capa de fino cristal, que impide que esos sueños se realicen. Me paré en seco, pensando que lo siguiente sería quedarme sin trabajo. Iba convencida a dejarlo.
Pero entonces mi bucle vital y mi cabeza empezaron de nuevo. Tenía que aferrarme a algo, tenía todavía o necesitaba algún anclaje al mundo, para no darlo todo por desperdiciado. Algo que me mantuviera sujeta a tierra, por si algo nuevo y bueno pasaba. Fue un día mas. Me acosté. Amanecí temprano. El insomnio ya era una parte constante de mi vida.


jueves, 19 de mayo de 2011

ES NUESTRO DESTINO


-Quiero entregarte mi alma, le repetía. Aunque todo se derrumbe, quiero estar aferrada a ti, acaso ¿no me entiendes?
Mi ingenuidad no era una broma. Estaba tan segura de lo que sentía que las palabras significaban mucho más.
-He llegado a ti, no me voy a separar nunca, me confesó. Pero quiero que sigas con tu vida. No puedes condicionarlo todo al amor con el que te correspondo. Todavía no.
Su tono aseverativo no hizo más que ponerme a la defensiva.
-Te quiero a ti, proseguí. Pero si me faltas ahora, si no estás ahora que te necesito, no me pidas luego tiempo, porque luego, será inútil.
Esas fueron mis últimas palabras, era mi típica historia malograda de principio a fin. Me separé, sí, huí. No quería más sufrimiento por entregarme a alguien que me quería más lejos de su lado, para supuestamente dejarme vivir.
Pasaron años hasta reencontrarnos. Ya con las vidas comunes de gente que va construyendo su camino, nos topamos un martes y trece. Una tarde en la que los rostros no tardaron un ápice en reconocerse. Iba acompañado de un niño de apenas tres años con cara alegre y arrastrando una especie de bicicleta motorizada. Mis primeras palabras iban dirigidas a felicitar al orgulloso padre.
De repente sus manos se encargaron de silenciar mis labios.
-No te apresures, niña. Este gran chico es hijo de mi hermana, ya te dije, que el nuestro nunca llevaría bici, sino monopatín.
La ironía era tal, que no comprendía si estaba en serio o en broma. Por mi cara lo dedujo.
-Ya te lo dije, siempre te he esperado. No he querido influir en el destino. Todos nuestros actos han hecho que por fin, estemos hoy aquí.
- Pero qué dices, le interrogué con cara de pocos amigos.
-Ahora puedo formar parte de tu vida sin ningún problema. Ya no hay ataduras, ni impedimentos, nada que nos impida ser felices.
-Tú no sabes si yo ya tengo mi vida resuelta, contesté.
-La expresión de tu cara y las ganas con las que nos miramos, son más que suficientes para demostrar, que todavía sentimos algo más que aprecio.
-Estás loco.
-Loco por ti.
-No empieces con los tópicos. Me voy ya, que he quedado, dije en tono cortante.
-No te enfades. Te llamo en cuanto deje al niño en la guardería. A menos, claro, que quieras acompañarme…
Seguí caminando mientras pronunciaba esas palabras, convencida de que mi tiempo con él había expirado. Claro que estaba sola, y esta era una oportunidad de retomar lo que había quedado inconcluso. Pero ahora era yo la que no apostaba por él. Ya tenía mi reto puesto en otra persona que nunca había abandonado. Y esa era yo. Siempre preocupada por lo que le pasaba al otro. Me había olvidado de todo lo que anhelaba. Tenía ganas de ser feliz al lado del alguien, y eso pasaba inevitablemente por preguntarme interiormente en qué situación me encontraba.
Pasó el tiempo necesario para aclararme. Y de nuevo apareció él. Con su sonrisa de niño bueno, vino directamente a saludarme. Nunca pensé en volver a verle. Su recuerdo era ya más que suficiente.
-La última vez, iba para la guardería, pero hoy me tienes íntegramente. Dónde has estado metida – me interrogó.
-Menudo recibimiento me das.
-Ya estás casada y con hijos, ¿a que si?
-Por supuesto, voy camino del colegio para recogerlos –apostillé.
Su cara era de asombro y total credulidad. Estaba convencido de todo lo que le estaba relatando.
-Y tú qué tal- le pregunté
-Esperándote como siempre.
-Déjalo ya, por favor. Nunca has hecho nada por mí. Esa tontería de adolescente ya está pasada de moda- estallé.
-Vale, vale. Piensa lo que quieras, pero nuestra historia habría funcionado, y lo sabes. Solo era cuestión de tiempo.
-Tiempo para qué. Para darme cuenta, que no querías nada conmigo.
-No se trataba de eso, sabes que tenía mis obligaciones, que no impedían que te siguiera queriendo, pero que necesitaba ese espacio. Luego ya te dije que estaba dispuesto a todo.
-Demasiado tarde.
-Nunca es tarde -me espetó.
-Me temo que sí. Es tarde para enamorarse de nuevo, tarde para reproches y sobre todo, ya es tarde para nosotros. Ese tren tenía nuestra parada pero nuestros horarios no estaban ajustados.
-Pero…yo me equivoqué…-vaciló
-Hoy en día todo es distinto. No es posible volver atrás y recuperar nuestra ingenuidad. Ya nada es posible entre nosotros.
Me volví a alejar. Pero con el convencimiento de que él ya se había dado por vencido. Nunca supe si se creyó esa farsa. Pero ya no importa. Hoy soy feliz al lado de un hombre que suspira por mi y yo por él. Donde nuestras almas encuentran refugio y donde mi vida ya tiene el sentido que siempre anhelé. Me di cuenta que las verdaderas historias de amor no tienen dificultades, sino que fluyen, que crecen con amor y se cimientan con cariño y respeto. Que todo lo demás, fueron simples engaños. Ya desapareció de mi vida. Él ya es dueño de su tan ansiado destino. Gracias a todo, hoy he descubierto que este amor ya es mi eterna garantía de vida.

martes, 2 de marzo de 2010

Misterioso enmascarado

ME QUEDO CON ESOS TRES PENSAMIENTOS DE ESTA GRAN PELI.

Porque no quiero evitar la realidad, no quiero ser indiferente a ella, porque al final siempre acabo creyendo en el ideal y en el hombre.

----Nuestra integridad vale tan poco... pero es todo lo que tenemos, es el último centímetro que nos queda de nosotros, si salvaguardamos ese centímetro, somos libres.

----Así que si no abrís los ojos, si seguís ajenos a los crímenes de este gobierno entonces os sugiero que permitáis que el 5 de noviembre pase sin pena ni gloria. Pero si veis lo que yo veo, si sentís lo que yo siento y si perseguís lo que yo persigo, entonces os pido que os unáis a mí, dentro de un año, ante las puertas del Parlamento, y juntos, les haremos vivir un 5 de noviembre, que jamás, jamás, nadie olvidará.

----Espero, seas quien seas, que escapes de este lugar. Espero que el mundo cambie y que las cosas mejoren. Pero lo que espero por encima de todo es que entiendas lo que quiero decir cuando te digo que aunque no te conozca, y aunque puede que nunca llegue a verte, a reirme contigo, a llorar contigo o a besarte, te quiero. Con toda mi alma, te quiero.

v de vendetta

martes, 10 de noviembre de 2009

HOY

Las palabras son huecas.
No vale ahora explicarlo todo.
Solo siento. Solo padezco.
Toda prosa queda redundante.
Oigo siempre lo que debe ser.
Estaré mal, mal de la cabeza.
Necesito vivir. Necesito creer.
Puede que falten tantas piezas.
O puede que no quiera encontrar ninguna.
Lo sé. Ya desperté.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Rutger Hauer

No sé por qué me salvó la vida. Quizá en esos últimos momentos amaba la vida más de lo que la había amado nunca, no sólo su vida, la vida de todos, mi vida. Todo lo que él quería eran las mismas respuestas que todos buscamos: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo me queda?. Todo lo que yo podía hacer era sentarme allí y verle morir" BLADE RUNNER

Creo que es filosofia pura y dura toda la película. Da igual en qué momento la veas o cuanto tiempo pase, siempre descubres algo más. Y eso es lo que siento ahora, que cada dia se descubren sensaciones que pasaban desapercibidas. Hay veces que querria dar un giro total a mi vida, hacer realidad la tan socorrida frase de "lo que pudo haber sido", tomar decisiones que quizás no te plantearas. No se, quiero imaginar una vida paralela, otra persona. Quiero creer, en que sí tenemos elección.

lunes, 19 de mayo de 2008

Hace tiempo

Bufff!! Ya ni me acordaba que había creado este blog. Es increible la proliferación que han tenido y la importancia que se le ha dado. Ahora lo último son las comunidades de amigos, para mi gusto, demasiado cerradas y que van contra la esencia de internet, la globalidad.
Ahora todo se centra en la imagen, la apariencia que se quiere dar respecto al resto. Sin duda otro modo de comunicación, mucho más rápido y con el que se dice todo.
Está todo tan controlado, es tan predecible lo que se ve, lo que se oye. Nos han enseñado un guión y lo hemos interiorizado tan bien, que al final somos lo que quieren que seamos. Y la rabia que me da, es que lo consiguen.
Pero siempre queda un reducto, no todo se puede corromper, ni a todos se pueden manipular, siempre existe un hueco sin sellar. Y es precisamente ahí, donde todo comienza.